"Dios no nos quiere perfectos, nos quiere completos."
C.G. Jung

domingo, 18 de julio de 2010

Mandalas fotográficos


C.G. Jung nos enseñó que “el símbolo es una máquina psicológica que transforma energía”, por eso los Mandalas se usan como fuente de energía, al ser símbolos de la totalidad nos permiten realizar un proceso de transformación que nos conduce a evolucionar.

El trabajo con el mandala nos permite conectar con nuestra sabiduría profunda, en cierto modo es como volver a crearnos, haciéndonos conscientes de lo que somos. El mandala tiene el poder de cambiar el estado de ánimo, proporciona paz interior ó valor según lo que necesitemos en ese momento.

En este blog presento los mandalas que he creado a partir de mis fotografías, dejándome guiar por la intuición. Para su realización me baso en los principios geométricos clásicos usando elementos de la naturaleza, flores, árboles, plantas, paisajes, piedras, fuego, tierra, aire y agua.

Mundos Abstractos y Mandalas

video
Video de reciente exposición de fotografías Mayo 2010 en Tegueste (Tenerife).

Los Mandalas

LOS MANDALAS

A continuación se describe lo que son, para que sirven, cómo se hacen y como se usan.

Todas las culturas tienen símbolos sagrados para representar la relación entre el hombre y el universo, a los que se les otorgan propiedades curativas del alma. Hoy mi sugerencia es ver como podemos trabajar con ellos para relajarnos, encontrar paz, serenidad o un mayor conocimiento de nosotros mismos.

Se trata en cierto modo de iniciar un viaje hacia nuestra propia esencia adentrándonos en aspectos hasta ahora desconocidos de nosotros mismos, haciendo que aflore nuestra sabiduría interior. Al integrarlos conseguimos centrarnos y encontrar la paz interior, ser más creativos, etc...

La palabra Mandala, de origen sanscrito significa “circulo”, “rueda” o “totalidad”. Fue Carl G. Jung, quien los utilizó en terapias con el fin de alcanzar la búsqueda de la individuación en los seres humanos. Jung solía interpretar sus sueños dibujando un mandala diariamente, lo cual le permitió descubrir la relación que estos tenían con su centro y a partir de ello elaboró una teoría sobre la estructura de la psique humana.

Según Carl Jung, los mandalas representan la totalidad de la mente, abarcando tanto el consciente como el inconsciente. Afirmó que el arquetipo de estos dibujos se encuentra firmemente anclado en el subconsciente colectivo.

Los mandalas son básicamente diagramas cosmológicos que pueden ser utilizados para la meditación. Consisten en una serie de formas geométricas concéntricas. Las formas básicas más utilizadas son: círculos, triángulos, cuadrados y rectángulos.

La meditación con mandalas puede consistir en la observación o el dibujo de éstos.

Ya sea, sólo sentándose en un lugar cómodo, lograr una respiración rítmica y profunda, y observar algún mandala, esto puede llevar a un estado de relajación y hacernos sentir más alertas ante los hechos que suceden a nuestro alrededor. El proceso de observación puede durar entre tres y cinco minutos.

O bien, podemos dibujar mandalas, colorearlos, pintarlos o crearlos con un collage. Aunque se recomienda que en un principio, se comience por pintarlos para ir familiarizándose, pero realmente se trata de expresar lo que uno sienta.

Se pueden usar diversas técnicas, (lápices de colores, pinturas, collages, incluso conchas, piedras, cristales de cuarzo y plantas que podemos colocar en una jardinera o en el jardín, todo dependerá de nuestro estado de ánimo y de lo que el mandala que deseamos crear nos transmita. Si lo que buscamos es exteriorizar las emociones, podemos hacerlo de adentro hacia fuera; si por el contrario, queremos centrarnos, lo realizaremos de afuera hacia adentro.

Este es un trabajo que puede hacer cualquier persona, sin importar su edad o religión. Es una práctica sencilla que te proporcionará un mayor bienestar personal y equilibrio interno.

EL SIGNIFICADO DE LAS FORMAS

Todos los elementos que se integran en los mandalas tienen un significado. A continuación indico de manera muy esquemática algunos de los más utilizados :

El Círculo: El Universo, el todo, el movimiento, el cambio. El verdadero yo.

El Laberinto: implica la búsqueda del propio centro.

La Mariposa: Símbolo del alma. Muerte y Transformación.

La Estrella: Es símbolo de lo espiritual. Libertad. Elevación.

La Espiral: La vitalidad, el crecimiento. Las energías curativas. Búsqueda de uno mismo

El Corazón: La fuente de la iluminación felicidad y alegría. El amor. El sentimiento de unión.

El Triángulo: el nº 3; La vitalidad, búsqueda de superación y transformación (hacia arriba); Involución o predominio de las emociones (hacia abajo)

La Cruz: La unión del cielo y la tierra. Vida y muerte. La elección entre lo consciente y lo inconsciente.

El Cuadrado: el nº 4; Los procesos de la naturaleza. Estabilidad, el orden, la organización, el equilibrio.

El Rectángulo: la estabilidad, la seguridad. La vida material.

El Pentágono: el nº 5; La silueta del cuerpo humano. La belleza, la salud, la creatividad.

El Hexágono: el nº 6, La unión de los contrarios, la armonía.

El Octógono : el nº 8 : La regeneración, la expansión material. En la búsqueda interna el paso de lo cuantitativo a lo cualitativo.

Con esto ya podemos empezar a trabajar y a meditar sobre los aspectos que queramos potenciar o mejorar con relación a nuestro estado de ánimo o nuestras necesidades de crecimiento personal.

Cómo se usan los Mandalas

Podemos trabajar con los mandalas dibujándolos, pintándolos, creándolos con fotos o colages, contemplándolos en meditación, incluso caminando sobre ellos, etc…, esta actividad simboliza un viaje hacia lo más profundo de nuestro Ser, a lo largo del cual se van revelando aspectos de nuestra psique hasta entonces inconcientes u ocultos, de los que vamos tomando conciencia.

Los mandalas pueden usarse para mejorar la concentración y la memoria, activar el pensamiento positivo, meditar. Como elemento decorativo crea un ambiente de armonía y equilibrio, proporcionando un ambiente positivo que mejora nuestro bienestar.

El significado de los colores

Hasta ahora hemos visto que el mandala nos permite despertar nuestra intuición y puede ayudarnos a centrarnos, relajarnos y fomenta nuestra creatividad.

El uso de los colores en los mandalas también tiene un significado especial. Su elección está sujeta al estado de ánimo de quien los pinta o dibuja. Aunque también conociendo su significado puede servir para mejorar alguna carencia. Descubre lo que representa cada color:

Blanco: nada, pureza, inocencia, iluminación, novedad. El blanco es como un espejo que refleja el universo, su vibración nos devuelve a nosotros mismos, nos entrega una imagen de nuestra inocencia perdida, nos purifica de los sinsabores de la vida, representando un ideal de claridad y trasparencia.

Negro: muerte, poder, misterio, renacimiento. Es el color de la autoridad, poder, y drama.

Gris: neutralidad, sabiduría, renovación. No es considerado como un color ni produce ningún tipo de estímulo o tendencia a nivel psicológico.

Rojo: agresividad/vitalidad, energía, sensualidad, amor, pasión. Excita y estimula la mente, aumenta la tensión muscular y la capacidad de la respiración. Exalta los impulsos eróticos y el entusiasmo. Es excitante para los sanguíneos, estimulante para los linfáticos o los convalecientes, levanta la actividad psíquica en la depresión. Es el color del calor y del movimiento. Esencialmente dinámico.

Azul: tranquilidad, paz, armonía, felicidad, satisfacción, alegría, verdad. El azul, todo profundidad y frescura, contiene una promesa de libertad. Simboliza la calma de una mar tranquila, la suavidad de modales, la ternura, el amor a la vida.

Amarillo: sol, luz, jovialidad, optimismo, simpatía, receptividad, Ayuda a la concentración. En un matiz intenso produce actividad; pálido, descansa, relaja. Su efecto luminoso da vitalidad, es el color que más aumenta la tonicidad neuromuscular general. Agudiza el intelecto e incita a los trabajos del espíritu.

Naranja: Es símbolo de la intuición, de la alegría serena, de la fuerza equilibrada, induce al optimismo, estimula. Fomenta la energía, dinamismo, ambición, ternura, valor.

Rosa: aspectos femeninos e infantiles, maternidad, delicadeza, dulzura, altruismo. Sirve también para rebajar un exceso de energía

Morado: amor al prójimo, idealismo y sabiduría. Simboliza lealtad, riqueza, poder y sensibilidad. Estimula la imaginación.

Verde: representa la naturaleza, equilibrio, crecimiento, esperanza. El sistema nervioso encuentra en este color la calma y la serenidad como la que nos produce la visión de la múltiple variedad de tintes de la vegetación. El verde crea el reposo, aplaca el tumulto de la mente procurando una verdadera refrigeración mental. Crea un ambiente alegre. Sus muy variados matices son mensajes de vida.

Violeta: Se asocia con la música, magia, espiritualidad, transformación, inspiración, salvación o espejismo.

Marrón: Es un color confortable, representa la maduración del verde, el color de¡ otoño. Actúa siempre como soporte estabilizador, despierta la consciencia de las raíces del ser y de las fuerzas vivas que hay que volver a encontrar. Es receptivo y sensorial, sus diversos matices corresponden al cuerpo, al hogar, a la intimidad, a la seguridad ideal del ambiente familiar.

Oro: Fomenta la sabiduría, claridad, lucidez, vitalidad. También significaba virtud, prestigio y majestad.

Plata: Fomenta las capacidades extrasensoriales, estabiliza las emociones fluctuantes, proporciona bienestar.

Según la tradición hindú parece también que los mandalas tienen una influencia positiva sobre los chacras (puntos energéticos en el cuerpo humano que nos conectan con la energía universal), en ese caso hay que trabajar con los colores correspondientes a cada chacra para sanarlo o reactivarlo. En occidente sabemos que los diferentes colores tienen sus propios efectos en el cuerpo y las emociones.

Los CHAKRAS son 7 centros de energía distribuidos a lo largo de la columna vertebral que actúan como transmisores/receptores de energía regulando su flujo a través del cuerpo.

Cada chakra está relacionado con unas cualidades, órganos y aspectos concretos del ser humano. La energía de los chacras puede quedar bloqueada en uno o varios de ellos cuando de manera intuitiva y frecuentemente inconsciente lo cerramos para decidir cómo debemos sentir y asimilar lo que nos sucede en la vida, impidiendo de esta manera que la energía fluya a través del chakra con naturalidad, lo que puede terminar generando algún problema físico, psicológico o emocional.

Podría decirse que los chakras forman un mapa de nuestro mundo interno que refleja la relación existente entre uno mismo y la forma en cómo experimentamos la vida.

A continuación se indican algunas de sus características y correspondencia con los colores:

1º.- Este Chakra está localizado en la base de la columna vertebral y corresponde a la Energía Vital, la Actividad Física, la Auto-Confianza, el enraizamiento que tenemos en la tierra. Color Rojo

2º. Este Chakra está localizado a la altura de la quinta vértebra lumbar en la zona del sacro y corresponde a la Creatividad, las Emociones y la Sexualidad. Color anaranjado

3º. Este Chakra se sitúa a la altura de las últimas vértebras dorsales y debajo del diafragma, a la altura del plexo solar y corresponde al Poder Personal, la Fuerza de Voluntad, la Iniciativa y el Intelecto. Color Amarillo.

4º. Este Chakra está localizado alrededor del corazón y corresponde a los Sentimientos, el Amor, el Idealismo, la Sensibilidad y la Actividad Mental. Color Verde y/o Rosa

5º. Este Chakra está localizado en la zona de la garganta y corresponde a la Comunicación, el Habla, la Expresión Verbal y Emocional. Color Azul

6º. Tercer Ojo o Frontal en relación con la glándula hipófisis o pituitaria, que se sitúa en la base del cráneo. Este Chakra está localizado entre los ojos y corresponde a la Intuición, el Discernimiento, la Capacidad de Tomar Decisiones y de Aprender. Color violeta

7º. Este Chakra está localizado en la coronilla de la cabeza, en el cráneo está relacionado con la glándula pineal o epífisis y corresponde a la Espiritualidad, la Inspiración y la Canalización. Color blanco

Espero que todas estas indicaciones sobre los mandalas puedan servirte para que te sientas mejor o al menos te permitan recrearte de vez en cuando…